Partituras del compositor italiano Giuseppe Verdi

Similar a su antípoda alemana Richard Wagner, Giuseppe Verdi (1813-1901) compuso casi exclusivamente óperas. El nombre de Verdi es casi un epítome de la ópera italiana.

Muchas de las 32 óperas de Verdi, junto con las óperas de W.A. Mozart y las óperas de Giacomo Puccini, se encuentran entre las obras escénicas más frecuentemente interpretadas en todo el mundo.

Después de los fracasos iniciales, Verdi logró su reconocimiento en 1842 con Nabucco. Haciendo así que en las dos décadas posteriores, se estrenara una nueva ópera casi cada año.

Sus obras maestras incluyen óperas como La Traviata, Aida, Rigoletto, La Forza del Destino, Macbeth o Don Carlos.

Sus últimas obras Otello y su ópera cómica Falstaff son obras continuadas (sin secciones). El lenguaje musical de estas obras puede ser considerado como un pionero de la música de películas, donde las obras de sus contemporáneos Giacomo Meyerbeer (Francia) y especialmente Richard Wagner señalaron el camino para el sonido posterior de los estudios de Hollywood.

Además del repertorio de música de cámara y las cantatas, la Messa da Requiem de Verdi es considerada su obra más importante fuera del escenario.

Sin embargo, Verdi no sólo era un compositor muy respetado, sino también un exitoso granjero y fundador de una casa de retiro para ex-músicos en Milán, que sigue funcionando hoy en día.

Echa un vistazo a esta selección: